Tagged: 2007

Wooden Shjips – Wooden Shjips (2007)

Wooden Shjips

Wooden Shjips, banda da escea psicodélica californiana, sacaron este primeiro disco no ano 2007. Poderíamos describir o seu son como unha mestura de psicodelia, kraut rock e space rock. Sen dúbida algunha, é un disco para escoitar con calma, no que dá gusto perderse. Os cinco temas que compoñen o seu álbume de debut presenta liñas de baixo hipnóticas, un órgano moi xoguetón e setenteiro, guitarras espaciais e ben distorsionadas e unha voz que parece sacada de máis aló das colinas. Nos dous vídeos que aparecen deseguido tendes unha perfecta mostra do que son capaces estes barbudos sacados do máis profundo de San Francisco.

R.E.M. – Green (1988)

Green

Se acaba el verano y me apetece recordar uno de estos discos frescos y divertidos muy apropiados para esta época. A raíz de este post de Javi Martín (recomendable su columna mensual en Libro de notas), intercambiaba un par de mensajes con él vía Twitter debido a que estaba en desacuerdo con su afirmación inicial. Sí es cierto que Out of time fue el disco de más éxito de la banda, pero no fue el primero.

La trayectoria de REM es extraña. Después de hacerse un hueco en la escena alternativa con una trilogía inicial (Murmur, Reckoning y Fables) que causaron halagos desmesurados de la crítica especializada y nunca alcanzaron un éxito comercial notable. No era su intención, está claro, porque los tres son discos crípticos y oscuros aún teniendo ya gran parte del particular sonido de REM. Entremedias, el Document posee mi canción favorita del grupo: It’s the end of the world as we know it (and I feel fine).

Firman con Warner y la trilogía inicial en la discográfica es de una calidad altísima. Sus discos cambian y su sonido se hace de más fácil digestión, hay una búsqueda del single bastante clara. Pero merece la pena escuchar el primero de ellos, el más desconocido, el más apto para cubrir las horas muertas en la playa. Green es un disco fresco, lleno de hits muy poppies y alegres de una calidad tremenda. En definitiva, uno de esos que pasan por ser un disco menor y que mercen algo más.

También en Spotify.

The Gaslight Anthem – Sink or swim (2007)

 

Sink or swim

Se está hablando mucho del concierto que la semana pasada dieron los Foo Fighters en Madrid después de unos cuantos años sin pisar el imperio patrio, eclipsando por completo el primer paso de uno de los grupos más prometedores de la escena folk-rockera americana. Es el caso de The gaslight anthem, que precedieron a los de Dave Grohl en un escenario que dudo mucho que corresponda a su sonido, mucho más pausado, tranquilo y hecho a las salas.

 

Pues de ahí, de las salas, partieron y en menos de un año se hicieron un importante hueco en un determinado ambiente alternativo. Las críticas trufadas de referencias al puro espíritu americano del sonido Jersey Shore (Bruce Springsteen) aderezado con un interesante tono canalla no tardaron en aparecer y pronto el grupo se hizo un nombre internacional bastante fuerte. Entre medias, la publicación del primero de sus, hasta ahora, cuatro discos (tres + EP, imperescindibles todos ellos): Sink or swim. Quizá aún lejos de la madurez musical, es un trabajo muy meritorio por apasionado y contenido, sin abuso de los tics que hacen del punk actual algo tan falto de interés y con la presencia de una amplia base musical, tradicional y moderna al tiempo. A esto hay que sumar lo bien trazadas que están sus letras, en las que homenajean a sus referencias con estilo como en I’d called you Woody, Joe dedicada a Joe Strummer (vídeo 2).


También en Spotify: The Gaslight Anthem – Sink Or Swim

Qui – Love’s Miracle (2007)

 

Love’s Miracle

David Yow tiene una personalidad magnética o al menos eso es lo que me hace creer álbum tras álbum su voz. Una peculiar forma de interpretar las canciones, con gruñidos y susurros que hace que la música de Qui llegue a un nuevo nivel. La música de Love’s Miracle parece una bomba de relojería a punto de estallar en cualquier momento, unas canciones que contienen semejante nivel de rabia contenida  que recuerdan a los Melvins más accesibles de principios de los 2000. Un disco desconocido, que permanece entre mis favoritos escucha tras escucha. Cojonuda versión del “Willie The Pimp” de Frank Zappa y Captain Beefheart (que en paz descanse) incluida.