Donostia Zinemaldia 2012

Donostia vestía de gala este septiembre pasado para rendir homenaje al festival en su sexagésimo aniversario, una edición completa y fluída con una sección oficial de alta calidad y con premios especiales otorgados a grandes profesionales de este arte.
Como siempre, ciñéndonos al palmarés, damos una visión global a vista de pájaro de este festival de tipo A con un presupuesto de tipo Z.

Arrancaba el Zinemaldia con 5 premios especiales, dos más de los habitales para este aniversario. Todos ellos otorgados a cinco hombres con renombre: Dustin Hoffman recogió el Premio Donostia 60 Aniversario con su ópera prima en la dirección bajo el brazo, y es que Quartet lejos de ser una película exquisita, tiene todas las papeletas para ser una comedia divertida y bien planteada, cuenta para ello con un elenco de secundarios inigualable y cuasi octogenario. El guapete de Ewan McGregor, que presentaba su última película Lo Imposible de la mano de su director Juan Antonio Bayona (también conocido por su videoclip de Camela), se hizo con un Premio Donostia, que nos dedicó a todos cinéfilos españoles… Tommy Lee Jones recogía el mismo galardón por su larga carrera cinematográfica y es que el Agente K, aunque sólo se ha llevado un Oscar a casa por El Fugitivo, ha sido nominado a él unas cuantas veces. El cuarto en discordia fue para John Travolta que, lejos del tupé que lucía en Grease, se ha pintado el pelo a lo muñeco de acción, papel que interpreta en cierta forma en el último bodrio de Oliver Stone, a quien he dejado intencionadamente para el final, pues el segundo Premio Especial Donostia 60 Aniversario se lo llevó el realizador de cine americano apolítico, escondido tras títulos de peso como Scarface, JFK o Platoon, otros menos lúcidos como Alejandro Magno o Wall Street: El dinero nunca duerme y bodrios como el último, Salvajes, rodada 100% en Instagram.

Las grandes espectativas de este año en San Sebastián estaban puestas (en cuanto a cine patrio) en la preciosista y transgresora Blancanieves, una película muda, rodada en blanco y negro, que traslada el cuento de los hermanos Grimm a la España casta de los años veinte. Sin embargo la cinta no se llevó la guinda del pastel, pues la Concha de Oro fue para nuestro vecino gabacho Françoise Ozon por Dans la Maison, que también se llevó el Premio del Jurado a Mejor Guión, que ya puede agradecer a la novela del español Juan Mayorga, El chico de la última fila. La cinta de Pablo Berger se llevó la Concha de Plata a la Mejor Actriz por Macarena García, premio compartido ex aequo con la también nobel Katie Coseni por Foxfire, ambientada en los USA de los cincuenta y que trata de las aventuras de un grupo de chicas decididas a vivir según sus reglas en una época marcada por su carácter soberanamente machista; pero la versión del cuento de Berger se hizo además con el Premio Especial del Jurado, premio winwin con el que cuenta el Jurado, que no siempre otorga pues es a decisión propia del Máximo Tribunal, al igual que la Mención Especial del Jurado que se llevó The Attack, del libanés Ziad Doueiri.

Hubo otras dos películas nacionales que triunfaron, una se llevó la Concha de Plata al Mejor Director a Fernando Trueba por El artista y la modelo, filme también rodado en blanco y negro, que retrata la relación entre un escultor de edad avanzada exiliado en Francia y una joven adolescente que huye de la España franquista y a la que acoge el primero a cambio de ser la modelo de su última obra y que, sin embargo, y pese a las papeletas con las que contaba el veterano Jean Rochefort, la Concha de Plata al Mejor Actor se la arrebató otro veterano, José Sacristán en la otra cinta española El muerto y el ser feliz, con la que la crítica se ha despachado con especial ahínco, pues el estilo que ofrece Rebollo parece que no acabó de convencer debido, entre otras cosas, a su gran pedantería.

La Mejor Fotografía se la llevó False Kargadan (Rhino Season), del director de Las Tortugas También Vuelan, quien puso el grito en el cielo porque la copia que poseía el Festival no era la idónea ya que los subtítulos no estaban totalmente sincronizados con la imagen, así que hubo que traer otra copia expresamente desde Turquía para que quedase tranquilito. Aparte de la anécdota, la crítica quedó dividida ante la visión poética que ofrece Ghobadi en la trama de un poeta kurdo (valga la redundancia) que recupera su libertad tras la Revolución islámica y se va en busca de su copia sincronizada mujer a Turquía.

Además de los premios de la Sección Oficial, el festival internacional de cine de San Sebastián otorga otros 9 premios a mayores. Este año, la sección de Horizontes Latinos, presidida por Jorge Drexler, centrada en premiar largometrajes latinos con el fin de impulsar su conocimiento, se lo llevó El Último Elvis del argentino Armando Bo. Por otro lado, Fernando Guzzoni se hizo con el premio Nuevos Directores por su primer largometraje de ficción Carne de Perro. El Jurado de la Juventud, compuesto por jóvenes de entre 18 y 21 años seleccionados mediante un sorteo de las candidaturas presentadas (en el que yo misma participé en la 53º edición) y que engloba las películas presentadas a Horizontes Latinos y Nuevos Directores, premió en esta edición a la paraguaya 7 cajas. El Premio del Público, apadrinado por la SGAE, se lo llevó The Sessions, interpretada por un siempre característico John Hawkes, que particularmente me gusta bastante como actor. El Serbitzu Saria, que premia a la mejor producción vasca fue para Pura Vida. El de TVE-Otra Mirada, que se encarga de premiar la película a la paridad más exquisita, fue para la isralí Six Acts, y por último, los premios de Cine en Construcción, el otorgado por los Estudiantes de Cine y el Cine en Movimiento fueron para Gloria, The Mass of Men y Le Veau D’or respectivamente.

En general una gran edición, difícil por presupuesto mínimo en año redondo, pero que Rebordinos, aún no mencionado pero director del Festival, manejó con soltura realizando un trabajo plural y de calidad que respetó la huelga general en Euskadi, dejando al Kursaal bajo mínimos en una jornada de protesta a la que también hay que sumar al Séptimo Arte.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s