La música y la universidad.

Siempre me llamó la atención que los cantantes y dos de los frontmen más destacados de la ola hardcore-punk seminal de los 80 estuvieran tan relacionados con el mundo académico. Por un lado, Milo Aukerman, de los Descendents, es doctor en Microbiología por la Universidad de California, San Diego y trabaja como investigador en DuPont. La agitada vida profesional de Milo, el hombre tras las gafas que es el característico logo de la banda, impedía a los miembros de Descendents tocar con la asiduidad deseada, llevándoles a formar la banda paralela All (¡canciones sobre comida!). Por otra parte, tenemos a Greg Graffin, histórico líder de los aún más históricos Bad Religion, es doctor en paleontología por Cornell y profesor en esta misma universidad y en UCLA, donde también estudió. Aunque no son los casos más sorprendentes, pues Dexter Holland, cantante de Offspring, antes de hacerse rico con Nitro Records y dedicarse a pilotar aviones, estudió biología molecular en la USC (University of Southern California) y trabajó durante varios años en su doctorado, que abandonó para dedicarse a la música.

Mi doctorado sigue en un 90 % completado, ¿me lo convalidas?

Tirando de este hilo y planteándome si era tan frecuente como parecía el compaginar una carrera académica y una carrera en la música popular, ahí va lo que he ido encontrando.

El caso más conocido seguramente sea el de Brian May (Queen –y no solo Queen), doctorado nada menos que en astrofísica por el Imperial College de Londres. Abandonó su trabajo investigador cuando alcanzó el éxito con la banda de Freddy Mercury y compañía en 1973 y a pocos meses de recibir una titulación que se hizo esperar hasta 2008.

Otros músicos conocidos para el gran público y que tiene estudios destacados son:

  • Art Garfunkel, el de al lado de Paul Simon, es graduado en historia del arte por Columbia, NY, donde también cursó un máster en ¡matemática! y participó en los correspondientes cursos de doctorado.
  • Tom Scholz, que perpetraba estas cosas con Boston, es graduado y postgraduado en ingeniería mecánica por el MIT. Respect.
  • Tom Morello, sea en RATM o transformado en The Nightwatchman, es graduado por Harvard en Social studies (¿sociología?).
  • También tienen titulación dos de los miembros de Kraftwerk, sí estos, como ingenieros de sonido.

Que eran un poco freaks ya lo sabíamos, que eran freaks con título igual no.

Pero claro, no son los únicos. He encontrado casos curiosos como el del grupo Heavenly, al cual pertenece Amelia Fletcher, es doctora en economía por Oxford, donde también estudió Peter Momtchiloff. Ambos también coincidieron en  Talulah Gosh. De Heavenly y de Oxford también es Cathy Rogers, que estudió medicina en la prestigiosa universidad inglesa. Y algo se mueve en Oxford, porque la búlgara Mira Arroyo ha realizado allí su doctorado en genética, mientras ejercía como cantante de Ladytron. Curioso es también el caso de Matmos, un grupo de electrónica experimental cuyos miembros, además de ser pareja, provienen del mundo académico: MC Schmidt es profesor en el Instituto de Arte de San Francisco y Drew Daniel es doctor por Berkeley y profesor en la Johns Hopkins.

Amor en la biblioteca, sección musical.

Este señor tan campechano es Phil Alvin, habitual frontman de The Blasters, es por otra parte graduado en  matemáticas por UCLA y doctorado allí mismo en visión-inteligencia artificial. Un poco menos sorprendente es el caso de Graeme Downs, fundador y miembro de The Verlaines, que es doctor y catedrático (full professor) de musicología por la Universidad de Otago, NZ. Franklin Bruno, crítico musical y miembro de Nothing painted blue es doctor en filosofía por UCLA. El doctor en inglés por la Universidad de Chicago, David Grubbs, ha sido fundador de tres grupos con presencia en la selecta escena underground de la zona: Gastr del Sol, Squirrel Bait y Bastro, además de haber tocado, entre otros, con los muy míticos Codeine. También uno de los hermanos Zanes, de los Del Fuegos, es doctor en arte y cultura visual.

No quería cerrar sin referirme al usualmente ultrajado mundillo del rap. Aunque no he encontrado a ningún doctor, o ninguna fuente medio seria que lo afirme y a pesar que las siglas Ph.D. (Philosophiae Doctor) son bastante usadas (lo son para darse aires en confrontaciones: Ph.D. in lyrics), sí que existen raperos con estudios de prestigio. Tenemos a Defari, graduado por Berkeley y máster por Columbia en Historia. Tajai, de los Hyeroglyphics, es antropólogo por Stanford, mientras que  Mike Ladd posee un máster en poesía por la Universidad de Boston y es habitual colaborador en los eventos organizados en el entorno de Harvard.

Defari. En Berkeley, les hacíamos así a los profesores. En Columbia, ya no.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s